Yo desde luego me atrevería a pasar por este estupendo salón. Esta en Birmingham, y ha sido realizado por Ryan McElhinne, un diseñador que ya ha habia hecho con anterioridad el salón de Adee Phelan en Londres. Este espacio me ha gustado por estar lleno de referencias pop, de increíbles piezas de arte, muebles de época que tienen un encanto extrañamente familiar, y por ser mucho más que un salón de peluquería cliché. Desde luego deja totalmente sin aliento.

















Imágenes Vía: Yatzer

 
Top