Un diseño y colores neutros y unas lineas rectas y puras para un recibidor el que no hay mucho espacio y al que se le ha sacado todo el partido. 
Hay que tener en cuenta que es lo primero que vemos cuando llegamos a una casa y que debemos tratarlos con mucho mimo y cuidar al máximo su apariencia.








Imágenes: Homelife
 
Top