Hoy traigo un par de ejemplos sacados de la revista Milk de como utilizar el color rosa en habitaciones de niña sin que resulte ñoño.  Aunque es por antonomasia el color  de la habitación de la princesa de la casa, junto al azul para el príncipe, pero siempre se puede ir mas allá y las imágenes de hoy lo demuestran. 



Y la opción dos que me parece perfecta para niñas que empiezan a dejar de serlo. ¿No os parece?




Imágenes Vía: Milk

 
Top