Así es esta casa en Copenague, de la cual no se si me gusta mas la cocina, o el baño (que pena no haber dado con el para la quedada del otro día) ambos extremadamente delicados y revestidos por unas piezas tan coloridas que localizan tanto la atención que es imposible dejar de mirar.
En el resto de la casa, predominan los colores suaves, que dan un montón de carácter y llenan de encanto cada rincón. Mi pieza favorita de hoy los sillones de terciopelo.





















Imágenes Vía: klmdesign

 
Top