Pues si, esta casa tan alucinante era un antiguo granero reconvertido, su dueña en la propietaria del blog Going Home to Roost. Se encuentra en California y es un hogar tranquilo, relajante, lleno de una agradable luz y lleno de rincones agradables en los que detenerse a leer un libro, pintar, escribir o dedicar un rato a la costura.
Y entre todos ellos me cuesta decidirme entre el dormitorio y el cenador ¿y a vosotros que os parece?




























Imágenes Vía: Going Home to Roost

 
Top