Tiene algo mágico este apartamento de aire muy retro situado junto al Retro Row, una zona conocida por tiendas vintage en Long Beach (California). Su propietaria es Chelsea Brink, una diseñadora gráfica con un estilo muy particular. 
No os perdáis detalle de los muebles de mediados del siglo XX alternados con grandes estallidos de color.



















Imágenes: Desing Sponge
 
Top