Los propietarios de esta casa dejaron Mahattan por Bruselas, empaquetaron todos los muebles que tenian en su apartamento y se decidieron a dar un giro completo a sus vidas. 
El resultado de su experiencia europea es esta maravillosa casa luminosa y llena de rincones, espacios y muebles que resultan realmente mágicos y que tienen esa estupenda mezcla resultado de los dos continentes.








Imágenes: Elle Decor
 
Top