En un edificio del S. XIX en Estocolmo encontramos esta hermosa casa llena de rincones increíbles. Una base blanca, pinturas desgastadas en el mobiliario, mucho color tanto en todos los complementos textiles y flores, muchas flores naturales por toda ella, son las señas de identidad mas claras de esta casa.
Sus dueños son los propietarios de una interesante firma de mobiliario y complementos llamada Stockholm-Bombay Project que se dedica a la importación desde lugares bien remotos de mobiliario y artesanía y a la que no podéis dejar de hacer una visita.






Imágenes: Lina Ostling 

 
Top