Esta casa de estilo victoriano de cinco plantas me parece una pasada, debe su nombre a sus propietarios Serena y Johnny Butes. Se encuentra situada al oeste de Londres y esta llena de elegantes contrastes.









Cornisas decorativas y acabados naturales en madera son lo predominante junto con la mezcla de elementos viejos, nuevos y espacios diáfanos, pero siempre conservando lo orígenes de la casa.





Los colores elegidos son una gran paleta de neutros y la cohesión la han conseguido con diseños de los años 20. Me parecen perfectos la chimenea como punto focal y la instalación eléctrica exterior en el I Love You que compraron en una subasta.









Una de las prioridades era deshacerse de la atmósfera sórdida inglesa. Así que la solución era eliminar las paredes y sustituirlos por paneles de vidrio que puede ser retirado en los días soleados. Sin duda, un ambiente divertido y festivo, lleno de energía y alegría.



 
Top