La casa que vemos hoy podría pasar por estar situada en algún punto de algún país nórdico. Fue para mi una sorpresa descubrir que estaba situada en el barrio de Gros en San Sebastian, a tan solo unos pocos metros de la playa de Zurriola. La reforma ha sido llevada a cabo por el estudio Pauzarq, que ha dado un total protagonismo a un mirador que estaba oculto un tabique y contenía tres habitaciones, al derribarlo todo el mirador pasa ser la pieza principal de la vivienda y se recupera su visión global. Para ello, se crea un modulo que tiene doble función, la de pared y la de estantería, con dos entradas y una ventana a media altura y que separa la sala de estar del pasillo y la cocina. Me encantan los pilares recuperados en hormigón y el suelo, que es el original de la vivienda. Realmente inspirador. 










 Imágenes Vía: DiarioDesing
 
Top