O algo parecido, es lo que deben sentir los dueños de esta casa sueca. Aunque solo fuera, ya que la casa tiene algunas características maravillosas que la hacen encantadora y confortable como los grandes ventanales a través de los cuales se puede ver el lago Siljan desde el salón, la chimenea de la cocina que tiene una estufa de leña y un horno moderno y el baño tipo hammam con paredes de cemento pulido y bellos azulejos marroquíes en el suelo.









Imágenes: Lantliv
 
Top