El rosa es un color relajante, que inspira feminidad y es romántico y elegante. Este color usado en la decoración puede resultar armonioso si es empleado en su justa medida y se combina con otros colores se pueden obtener excelentes resultados.





La variedad de tonos de rosa es muy amplia, encontramos desde los rosas suaves hasta los más intensos como el fucsia y es que aplicándolos en la decoración de nuestro hogar podremos conseguir darle un toque alegre al ambiente.





También podemos aplicar pinceladas de color rosa mediante accesorios, tapicería, textiles con estampados de flores o rayas, en las paredes con pintura, vinilos o papel pintado y por supuesto con flores frescas. Es ideal para la decoración de habitaciones de niña y se combina genial con tonos neutros.



 
Top