Unas tablas viejas pueden dar mucho de si y hasta convertirse en un cabecero de lo mas ideal, solo hay que saber como hacerlo. Hoy podéis ver el proceso y poneros manos a la obra.

1. Lo primero es limpiar la madera con una mezcla de lejía y agua, para matar posible insectos. 
2. Determina la longitud total del cabecero, lo ideal es que sobresalga al menos 5 cm de la longitud total del colchón, emparejalos y córtalos con una sierra.
3. Coloca las tablas boca abajo y de forma perpendicular a la parte posterior coloca tres tablas estrechas, para conectar y estabilizar  todo el cabecero.
4. Lija toda la superficie para eliminar astillas y conseguir que quede totalmente lisa y se cepilla la madera, este paso es totalmente en seco y aplica un par de capas de barniz incoloro mate que lo proteja.
5. Por último, asegúrate de que quede bien anclado a la pared y disfrútalo!!!!!!!!!








Y otro ejemplo......



Imágenes Vía: 508, Camille Styles
 
Top