Ha llamado poderosamente mi atención esta habitación infantil. Tomando como base tres colores, siendo dos de ellos muy poco o nada habituales para niños, como son el blanco, el negro y el rojo y mezclando diversos estampados florales con diversos damascos, me ha alucinado que la mezcla haya resultado de lo mas ideal. A pesar de lo arriesgado, no esta nada cargada y presenta el equilibrio perfecto en cuanto a tonalidades y texturas. Una muestra mas de lo interesante que puede ser mezclar.












Imágenes Vía: CocoCozy

 
Top