Colorista y alegre, así es como podemos definir la casa de la disñedora francesa Katia Graeff. Situada en un edificion del S XIX e inundada por la luz natural, en esta casa podemos encontrar piezas de mobiliario vintange y de segunda mano elegidas por la propia Katia mezcladas con otras de diseño que ha elegido su marido y que dan como resultado esta interesante mezcla.














Imágenes: Estelle Hoffert vía DesignSponge

 
Top