Ya sabeis que no me suelo definir por ningun estilo en concreto, soy partidaria de mezcla, creo que siempre da mucho mas juego. Pero sobre todo me decanto por utilizar diversos elementos antiguos junto con otros nuevos, diversos colores y por no contar con una línea que fije una estética muy marcada.







Para acertar en la decoración del comedor, utiliza la fusión de piezas de diferentes estilos buscando como resultado una armonía general. Coge el color blanco como base, aunque esto no es una norma obligatoria a seguir, la tarea se simplificará muchísimo por diversos motivos: se trata de un color que potencia la luminosidad, tiene el poder de “ampliar visualmente” cualquier espacio y además, dejará todo el protagonismo al resto de las piezas.







Usa un poco de color o estampado. Si decorar sólo con color blanco te parece aburrido o algo monótono, quizás la mejor opción es que apuestes por darle color y dinamismo a una de las paredes. Si quieres puedes pintarla directamente del color que te gusta. Una opción ideal es también colocar en alguna pared papel pintado decorativo con algún estampado antiguo. Incluso, apostar por darle a esa pared algo de “vida” colgando cuadros en ella.





En mobiliario familiarízate con la palabra diversidad. Mezcla y utiliza varias piezas para formar un conjunto es una “técnica” que se utiliza mucho en el vintage, el resultado es siempre maravilloso. Ahora a ponerlo todo en práctica y ya me contareis.



 
Top