Reconozco que he llorado hasta quedarme sin lagrimas con esta película. Por si alguien no lo sabe, en Los Puentes de Madison se cuenta la historia de amor que surge entre Robert Kincaid (Clint Eastwood) un atractivo fotógrafo de National Geographic entradido en años y Francesca Johnson (Meryl Streep) una granjera y ama de casa de medio oeste. Dirigida y producida por Clint Eastwood, Los Puentes de Madison se ha convertido ya en todo un icono de las películas de románticas de nuestro tiempo.









La historia se desarrolla en una pequeña granja que hasta no hace mucho existía realmente en el condado de Madison (Iowa), lamentablemente fue pasto de las llamas en un incendio provocado en el año 2003.
En los Puentes de Madison podemos ver el estilo decorativo rustico americano, que tiene su origen en la sencillez y escasez de elementos con los que contaban los colonos americanos. Tiene sus propias cualidades y características, como el uso del color y una interesante observación del detalle, cuidándolo al extremo.









El Country Cottage, es un estilo similar al rustico inglés en que se abraza con motivos florales y volantes. Sin embargo, este estilo también tiene un brillo de adornos y detalles de piezas de época y la nostalgia. El mobiliario suele ser reciclado o extremadamente ecléctico con pocas piezas a juego. Edredones de patchwork, alfombras de lona pintadas o tejidas con restos de telas en desuso y el estarcido de paredes son algunos de los hallazgos de este estilo, que aún hoy se siguen empleando en los hogares.







 
Top