Me han encantado este recibidor por su extrema sencillez. Pertenece al interiorista Brian Paquette y es un pequeño fragmento de su propia casa en Seattle. El resumen de esta casa seria de espacios ligeros, acogedores y tranquilos. Todas las piezas ha sido elegidas con mucho esmero y eso se nota. 
Podéis ver el resto de esta casa aquí


Imágenes: Rue Magazine

 
Top