A pesar de que no se quieren etiquetar como Eco-diseñadores, sus trabajos se basan en la escasez. Han creado soluciones novedosas explorando los materiales existentes, pero en ningún momento sus trabajos nacieron buscando el ser objetos ecológicos. Decidieron trabajar con materiales que tenían a la mano, disponibles en cualquier tienda, porque así era más fácil y barato para ellos. Todas esas decisiones les acercaron al Eco-diseño y ahora lo han adoptado como misión.





La silla Favela, comercializada por la firma italiana Edra y diseñada por los hermanos Fernando y Humberto Campana, está inspirada en la construcción de las favelas de San Pablo en Brasil (asentamientos irregulares e informales de una comunidad fuera del margen del ordenamiento urbano), realizada a partir de pequeños pedazos de madera natural pegados y clavados a mano. Toda una elaboración artesanal que las convierte en únicas obras de arte.



 
Top