Me parece muy buena esta alternativa de habitación infantil compartida, ya que se sale de las clásicas literas y continúa ahorrando espacio, por no decir lo divertida que es, ya que recuerda a un columpio. Además es un ejemplo estupendo de dormitorio no ñoño para niños.







Se ha escogido una estructura de madera y se ha reforzado en los extremos, donde van sujetas las argollas que van a sujetar las camas al techo y a la pared, teniendo en cuenta que no va tener que soportar solamente el peso del niño, hay que proveer que en un determinado momento pueden estar dos niños en la cama y debe resistir su juego.







Para acceder a las camas altas se han puesto unas escaleras blancas que contrastan con la madera vista de las estructuras de las camas pero que a mí me resultan de lo más simpáticas. Me gusta también la sencillez de los textiles y la elección de los colores que me parece de lo mas acertada.
¿Pondríais una habitación así a vuestros hijos?





Imágenes Vía: The Pumper Crop
 
Top