No, no me voy a París (por desgracia) aunque no seria mal plan para el fin de semana y mucho mas si tuviera la oportunidad de alojarme en un apartamento como el os muestro a continuación.

La reforma ha sido realizada por el diseñador francés Vincent Parreira que tomó el desafío de la reorganización de este hermoso espacio situado en un edificio del siglo XVIII. Al ser un edificio antiguo cuenta con los desajustes típicos en la distribución interior de los edificios históricos en París, habitaciones pequeñas y largos pasillos oscuros que que complican la transformación a un apartamento moderno y confortable.







El cuarto de baño me parece impresionante todo entero de microcemento en color gris. Los techos de madera están restaurados y pintados en color blanco, igual que el resto del apartamento, el predominio del blanco hace un perfecto fondo neutro para los muebles de color. El comedor es otra de mis estancias favoritas, me encanta la mesa ovalada de mármol, las sillas clásicas de madera, las obras de arte en blanco y negro y los tabiques de cristal ahumado....todo para potenciar y recordar el pasado glorioso de esta magnifica vivienda.



 
Top