Hoy ha empezado la Cibeles Fashion Week y aunque lo mío sea el interiorismo y no la moda (zapatero a tus zapatos), quiero rendir un pequeño homenaje a ese otro mundo que me enloquece a la par del propio. Aunque puede parecer frívolo no creo que sea una estrategia equivocada unir moda y gastronomía. Al fin y al cabo disfrutar de un restaurante es algo más que comer, es una experiencia estética.

En la Via Carlo Poerio, en Milan, encontramos el restaurante diseñado por Domenico y Stefano, mas conocidos por Dolce & Gabbana. Se llama Gold y en el todo desprende un reflejo dorado increíble, desde los baños, los bordados de las servilletas, los miles de espejos haciendo reflejos, las velas, las luces… pero sin resultar demasiado cargante.









D&G define este restaurante como un lugar único de lujo, exquisito para gourmets, claro, y como no podía ser de otra forma, los camareros no llevan un uniforme al uso: casual look, como lo denominan ellos con sus propios diseños.





También encontrarás una zona para el café, zona de relax en el lounge bar, y mucho espacio para disfrutar desde la tarde hasta la madrugada rodeada de brillos. Pero lo mejor de todo es que....¡¡¡también puedes comprar!!! Pues sí, un bistrot algo menos formal y una tienda gourmet y con un packaging que ya quisieran muchas tiendas selectas para sus clientes, todo a la altura de las circunstancias.



 
Top