Este mes y el próximo resultan ideales para hacer alguna escapada de fin de semana y que mejor destino que Granada y el Hospes Palacio de los Patos, situado en pleno centro de la capital andaluza, a tan solo 5 minutos de la Catedral, la Capilla Real, el Albaycín, el Sacromonte y la Alhambra.











Este hotel es un palacio del siglo XIX de arquitectura clásica e industrial catalogado como Bien de Interés Cultural y en contraposición un edificio de nueva planta, mezcla de profundidades transparencias tras una majestuosa y sutil celosía de alabastro. Las cuarenta y dos espaciosas habitaciones del hotel están decoradas de forma muy diferente. Algunas nos llevan a tiempos pasados con sus frescos, moquetas y cabeceros trabajados, otras nos hablan de un futuro que viene con sencillez minimalista.











No puedo dejarme atrás los magníficos jardines, la piscina climatizada o su centro de salud y belleza.









Y mucho menos ovbiar el restaurante Senzone Palacio de los Patos, un espacio para disfrutar la más variada gastronomía local, donde se unen innovación y placer estético, con una decoración minimalista, sin estridencias, con mucha luminosidad gracias a las grandes ventanas acristaladas. Su situación es privilegiada, pues se encuentra a la vista del jardín y de los estanques, y su oferta gastronómica, enraizada en los productos naturales, genuinos y saludables son aderezados por la más actual técnica culinaria.







Granada siempre ha sido una ciudad con mucha tradición poética, así que el hotel ha organizado un ciclo estable de poesía, por el que pasan algunos de los mejores autores nacionales e hispanoamericanos del momento, pudiendo escuchar como son recitados dichos poemas por sus propios autores. Todo un lujo sin duda.

 
Top