Sin duda, todos y todas los que tenéis niños sabéis que la vuelta a la normalidad tras las vacaciones viene marcada por la vuelta al cole, por fin se retoman horarios y estres mañanero.

Yo voy aprovecho la vuelta para hacer un serio replanteo de mi estudio, es hora de darle un cambio. En todos las casas de hoy es indispensable contar con una zona especial dedicada al estudio y/o trabajo. De acuerdo a la distribución y espacio de nuestra vivienda, esta puede ocupar un rincón del salón o del dormitorio o una habitación destinada en exclusiva para este fin, como es mi caso. En cualquier caso debemos contar con los muebles básicos (escritorio, silla, estanterías, etc...), y tener en cuenta las características indispensables para que este mobiliario sea útil y cómodo.







- Una mesa de estudio ideal debe tener 70 cm de altura y un mínimo de 120 cm de ancho y 70 de fondo. Lo aconsejable es que sea de acabado mate para eliminar las molestias de los reflejos.

- Es fundamental que la silla sea ergonómica y cómoda, con brazos y una útil forma de “S” para que se adapte a la columna. La silla ideal para trabajar o estudiar debe ser acolchada pero firme, con el borde interior inclinado para que no oprima las piernas, además debe estar fabricada con una tela flexible y transpirable. Este tipo de sillas suelen ser regulables en la altura del asiento, además de giratorias y con ruedas para permitir libertad de movimientos y así facilitar los desplazamientos.







- Si tu ordenador es un sobremesa y cuentas con un escritorio tradicional, debes encontrar la distribución ideal para que no resulte un estorbo y puedas trabajar y/o estudiar con total comodidad, así que toma nota del siguiente ejemplo: Coloca la CPU bajo la mesa a un lado y un poco elevada del suelo, pero siempre en un mueble que no impida su ventilación; y para ocultar fácilmente el teclado elígelo inalámbrico o de silicona enrollable.

- Una estantería es el complemento que no debe faltar en una zona de trabajo o estudio. Esta puede tener baldas y puertas en la parte inferior para mantener todo siempre en orden. Si cuentas con poco espacio, puedes colocar unas baldas voladas sobre el escritorio y cajas decorativas en la parte lateral inferior, para guardar los documentos más importantes que no desees que se encuentren a la vista.







Las tendencias decorativas para los lugares de trabajo han cobrado verdadero protagonismo, el principal logro es dotar a quienes se desenvuelven en ella, de un ambiente especial e innovador que les va a permitir aumentar su eficiencia en el trabajo. Por ello, es que se aconseja el uso de colores claros en ella, de preferencia el color pastel para conseguir una mejor iluminación del ambiente, un espacio más grato y el descanso que requiere la vista.

En cuanto a la luz que debe primar en la estancia, ésta debe ser natural y solamente complementarse con la artificial en casos muy necesarios o debido a la hora. No te olvides de usar plantas y ‘naturaleza’ para ambientar los espacios del lugar de trabajo. Por último, los muebles deben ser frescos, para lo cual puedes echar mano a la madera ligera, al cristal, al acero o al aluminio.
Mis alternativas favoritas, las mesas de estilo años 50 o las de diseño escandinavo.





 
Top