No es difícil encontrarlo paseando al perro por cierta plaza de Madrid. Visitando un blog que me encanta Nabuzz, para ser exactos, lo vi (al perro quiero decir) y pensé "ese perro me suena, es clavadito al de David Delfín", la segunda pista fue la alfombra ya no había perdida, no me lo podía creer.







Pues sí, era la casa de este magnifico diseñador de moda malagueño y de su pareja Gorka Postigo, que además de ser un magnifico fotógrafo es también arquitecto y que ha sido el encargado de la reforma a través de su estudio Aka Estudio en 2008.





Viven rodeados de obras de fotógrafos famosos y artistas como Juergen Teller, Diane Arbus, Wolfgang Tillmans, Juan Gatti y por supuesto el propio Gorka Postigo, con espacios eminentemente diáfanos en varias alturas y utilizando el blanco puro como color unificador entre suelo, paredes y techo.







La iluminación en esta casa juega un papel importante a la contribución artística y a la retro. Las lámparas de pie actuar como elementos escultóricos y los colgantes del techo son dominantes en el espacio que cuelgan del techo del entresuelo. Una de las grandes características de esta residencia es la fuerte presencia de los 60 en el mobiliario y las piezas de diseño de los iconos como Serge Mouille, Jean Prouvé o Charles Eames.







Por ultimo añadir que las fotos tan espectaculares que habéis visto son obra de Manolo Yllera.

 
Top