Al ver esta cocina se puede pensar que la idea suena a excusa para beber un montón de cajas de buen vino, pero además, este proyecto se basa en reciclaje, estilismo y artesanía. Ha sido diseñada por Sergio Carratalá y Petz Scholtus que han conseguido dar cierto grado de innovación al reciclaje y al diseño de una cocina.



La recuperación de viejas cajas de vino y las conversión en paneles para el frontal de los armarios de la cocina es una dura prueba para cualquier maestro ebanista.
Se puede disponer de un patchwork, solapando las diferentes tablas y generando un desorden diseñado llegamos a la disposición deseada.



Es mas que una cocina con un diseño sostenible, sin duda es ideal para todos aquellos a los que les gusta mantenerse en contacto con los muebles de diseño y además quieren dar un toque vintage en los muebles de cocina.


Vía: R3 Project
 
Top