Llega en fin de semana y es cuando mas tiempo se suele tener para hacer algo distinto. Si pasáis por Malasaña, en la calle Espíritu Santo, 9 de Madrid, vais a encontrar Lolina Vintage Café, a medio camino entre el estilo pop y el de anticuario, en el, tomar un café o un te, leer, charlar, alargar las tardes de sofá con tartas de queso o de zanahoria, o copear gracias a clásicos como mojitos y caipirinhas, se convierte en un verdadero placer.







Lolina es un café decorado con muebles y papeles pintados vintage originales que tiene el encanto de una casa de muñecas en la que todo resulta familiar y acogedor. Se pueden encontrar detalles únicos como una television auténtica de 1962 o una radio de finales de los 50. Me encanta el detalle de las lámparas son parte indispensable de la decoración, dan al local una luz cálida que te harán sentir como en casa.





La parte de abajo de el Lolina tiene un saloncito con sofás y butacas donde, además de pasar las tardes descansando y hablando, los jueves, viernes y sábados se organizan animados guateques. La salita de guateque "como la llaman" tiene una cabina donde vienen diferentes djs a pinchar música ye-ye mientras en una auténtica barra de finales de los 60 se sirven copichuelas . Además ofrecen la posibilidad de reservar esta salita para organizar tu propio guateque.





 
Top